El exdirector de la CIA John Brennan aseguró hoy ante el Congreso de Estados Unidos que «debe quedar claro» que Rusia interfirió «descaradamente» en las elecciones presidenciales de 2016, en las que resultó ganador el republicano Donald Trump en detrimento de su rival demócrata, Hillary Clinton.

Brennan, quien fue director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) estadounidense entre 2013 y enero de este año, explicó que él fue uno de los primeros funcionarios de Estados Unidos en advertir a Moscú sobre sus actividades, y les instó a cejar en su empeño de afectar los comicios.

El exdirector de la CIA discutió el asunto con Alexander Bortnikov, jefe del servicio de seguridad FSB de Rusia, quien dijo que comunicaría las inquietudes de Brennan al presidente ruso, Vladimir Putin.

«Debe quedar claro a todo el mundo que Rusia interfirió descaradamente en el proceso electoral presidencial de 2016 y que llevaron a cabo esas actividades pese a nuestras fuertes quejas y advertencias explícitas de que no lo hicieran», afirmó.