Estados Unidos.- Un abogado de Donald Trump acordó un pago de 130 mil dólares a una ex estrella porno un mes antes de que se celebraran las elecciones presidenciales de Estados Unidos para que la mujer implicada no diera a conocer un supuesto encuentro sexual con el ahora presidente del país norteamericano.

Así lo reveló el diario Wall Street Journal, que acaba de publicar en su versión online los detalles del acuerdo de confidencialidad celebrado por Michael Cohen, asesor de Trump, y el representante legal de la actriz Stormy Daniels, nacida como Stephanie Clifford.

Según reportó el diario económico, Trump y Cliffords mantuvieron el supuesto encuentro sexual después de conocerse en julio de 2006 durante un torneo de golf de celebridades disputado en Lake Tahoe, en el estado de Nevada.

Wall Street Journal asegura que Cohen, al ser consultado sobre el supuesto acuerdo, no negó la existencia del pago. Sólo se limitó a responder: “El presidente Trump una vez más niega con vehemencia cualquier incidente con la señora Daniels”.

Nacida en Baton Rouge, Luisiana, el 17 de marzo de 1979, Stormy Daniels además de ser actriz, directora y productora de cine porno tuvo también un brevísimo paso por la política, cuando en 2009 anunció a los medios su intención de convertirse en senadora del Estado de Luisiana.

Llama a países “agujeros de mierda”

Apenas este jueves fue duramente criticado por llamar “agujeros de mierda” a El Salvador, Haití y varios países africanos, y sugerir que preferiría recibir en Estados Unidos más inmigrantes de Noruega en lugar de los de esas naciones, informó el diario ‘The Washington Post’.

“¿Por qué tenemos a toda esta gente de países (que son un) agujero de mierda viniendo aquí?”, afirmó Trump durante una reunión con legisladores en la Casa Blanca, de acuerdo con el diario, que cita a dos fuentes familiarizadas con el encuentro.

Trump reaccionó así cuando dos senadores le plantearon un proyecto de ley migratorio que otorgaría visados a algunos de los ciudadanos de países que han sido retirados recientemente del programa de Estatus de Protección Temporal (TPS), como El Salvador, Haití, Nicaragua y Sudán.

El gobernante sugirió entonces que Estados Unidos debería traer a más inmigrantes de países como Noruega, con cuya primera ministra se reunió este miércoles, de acuerdo con el Post. Los comentarios de Trump sorprendieron a los legisladores presentes en la cita, según el diario, que no aclara si el presidente se refería también a Nicaragua con su exabrupto.

Rechazo de la ONU

La Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas ha rechazado las declaraciones “racistas” del presidente de EEUU. “No hay otra palabra que se pueda usar más que ‘racista'”, ha declarado su portavoz. “No puedes definir a países y continentes enteros como ‘agujeros de mierda’, eso significa que cualquier población que no sea blanca no es bienvenida”, ha añadido.

El embajador de Haití en Estados Unidos, Paul Altidor, consideró una “agresión” los comentarios que profirió el presidente Trump. El embajador aseguró a la cadena MSNBC que su Gobierno ha presentado una petición formal al Ejecutivo estadounidense para que explique los comentarios. Además, el Gobierno haitiano también se ha mostrado “profundamente indignado” por las expresiones de Trump.

Según recoge la MSNBC, Altidor aseguró que su Gobierno condena “vehementemente” los comentarios de Trump al considerar que están “basados en estereotipos” y, en base a ello, el diplomático añadió contundente: “o el presidente ha sido mal informado o no ha sido bien educado”.

El proyecto de seis senadores bipartidistas eliminaría la llamada ‘lotería de visados’ que cada año asigna 50.000 visas a ciudadanos de países con una baja tasa de emigrantes a Estados Unidos, un mecanismo que beneficia mayoritariamente a países de África.