Estados Unidos. El día de ayer, el presidente Donald Trump visitó el muro fronterizo y dejo en claro que sus amenazas arancelarias a México volverán tan pronto deje de presentar resultados positivos de control de los migrantes que quieren llegar al país americano.

“Si México deja de ayudarnos, estarían inmediatamente sobre la mesa”, advirtió el mandatario.

El presidente mostró su convencimiento de que el trabajo de México para el control de la inmigración, ha provocado un descenso de los migrantes detenidos por la Patrulla Fronteriza de 56% en los últimos cuatro meses, se debe a sus amenazas y mano dura.

Trump también agregó que las tropas estadounidenses podrían ser retiradas de la frontera cuando se construya finalmente el muro que separa a los dos países.

Por último agrego que si México deja de ayudar a detener el flujo de inmigrantes, se analizará imponer aranceles a las importaciones mexicanas.