Por Gabriela Sotomayor. Corresponsal

Ginebra, 10 Oct (Notimex).- El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, llamó hoy al gobierno de Turquía a apoyar la lucha de voluntarios contra el Estado Islámico que buscan el control de la ciudad siria de Kobane, y evitar una masacre como la de Srebrenica.

“Hago un llamado al gobierno de Turquía para que permita a través de su frontera el flujo de combatientes voluntarios y equipo para ayudar a entre 10 mil y 13 mil kurdos” a que puedan defenderse del grupo armado extremista Estado Islámico (EI), dijo Mistura.

En rueda de prensa en Ginebra, Mistura llamó a Turquía a apoyar desde su territorio los esfuerzos de la coalición internacional contra el autodenominado Estado Islámico (antes conocido como Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL).

Subrayó que de acuerdo con la resolución de la ONU 2170, “todos deben hacer lo posible por evitar esta masacre” y abogó por el derecho de autodefensa de la ciudad kurda siria de Kobane, en plena frontera con Turquía.

Explicó que de 10 mil a 13 mil kurdos se encuentran resistiendo a las fuerzas del Estado Islámico en las fronteras de Kobane con Turquía, pero dentro de la ciudad todavía hay alrededor de 700 mujeres, ancianos y niños que se encuentran atrapados por el combate.

“Todos sabemos lo que ha hecho el EI con sus víctimas, con las minorías (…) lo más seguro es que toda esta gente sea masacrada”, advirtió Mistura, quien hizo este llamado al gobierno turco en representación del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

“No olvidemos Srebrenica”, enfatizó varias veces durante su alocución, recordando ese oscuro capítulo de la historia en la que al menos ocho mil varones de la etnia bosnia musulmana fueron masacrados durante la guerra de Bosnia en 1995.

“En Kobane no tenemos mucho tiempo”, urgió Mistura, quien reconoció la carga que ha llevado Turquía en el conflicto sirio con los cientos de miles de sirios que han huido de la violencia hacia su país.

Consideró que el gobierno de Ankara puede tomar “acciones específicas” para apoyar la lucha contra el EI y subrayó que de no ponerse un alto a este grupo extremista radical seguirá tomando control de otras ciudades sirias como Aleppo.

“Los necesitamos, porque de lo contrario todos, incluyendo Turquía, lo vamos a lamentar”, valoró Mistura con acentuada preocupación en su voz.