Ciudad Juárez— La Fiscalía General del Estado investiga como intento de suicidio la detonación de un arma de fuego que hirió a dos adolescentes en el municipio de Nuevo Casas Grandes.

De acuerdo con el fiscal de la Zona Norte, Jorge Nava, los familiares del menor de los heridos –de 13 años y quien accionó el arma– refieren que este había expresado previamente síntomas de depresión.

“Es la línea de investigación que tenemos ahorita, de las entrevistas que se logran recabar al menos de uno de los jóvenes, es que se ha vertido que la causa del incidente fue una fuerte depresión no tratada en su momento”, dijo Nava.

El funcionario explicó que, de acuerdo con la mecánica de los hechos, el incidente se registró cuando los dos adolescentes –de 13 y 14 años– juntaron sus cabezas y el primero disparó, lesionándose en el cuello y al segundo en la extremidad cefálica.

Indaga Fiscalía intento de suicidio

El menor, agregó Nava, presenta heridas por orificio de entrada y salida de la bala —de un arma calibre .22—, mientras que el segundo sólo de entrada.

“Investigamos también la parte de un reto viral en redes sociales; sin embargo, no se ha podido acreditar hasta el momento. Lo que sí tenemos acreditado es esto, que hay un problema de depresión en uno de ellos”, agregó Nava.

El incidente se registró la madrugada del pasado 2 de junio en el domicilio de uno de los heridos en el municipio de Nuevo Casas Grandes, en el noroeste de la entidad, de donde fueron trasladados a esta frontera para recibir atención médica.

Ambos, de acuerdo con la Fiscalía General del Estado, se encuentran en unidades de cuidados intensivos del Instituto Mexicano del Seguro Social, pero con “buen panorama para la recuperación”, dijo Nava, por lo que se prevé tomarles declaración formal hasta entonces.