Puebla.- Alexa, una niña de tres años, se encuentra en estado grave tras haber sido envenenada por su padre, quien le dio a comer un yogur con una sustancia que hasta ahora se desconoce.

El hecho se dio en el municipio poblano de Tetela de Ocampo. Alberto «N», el padre, había visitado a sus hijas Alexa y Aymar, de tres y nueve años, mientras su madre estaba ausente y les dio a beber un yogur, según informó.

Poco después de ingerirlo, a Alexa comenzó a fallarle la respiración, el color de su piel cambió, se desmayó y sacó espuma por la boca, por lo que trasladada urgentemente al Hospital General de Zacatlán.

Tras un breve examen, los médicos informaron a la madre que su hija había tenido tres paros respiratorios y uno de sus riñones presentaba graves daños.

Luego se supo que unas perritas, mascotas de la familia, habían muerto tras haber lamido los recipientes del yogur que Alexa ingirió.

Los médicos no han podido determinar qué sustancia se encontraba presente en el lácteo, pero han advertido que Alexa podría quedar en estado vegetativo o presentar daños en la capacidad del habla.

En tanto, la Fiscalía General del Estado acudió a la casa en cuestión para tomar muestras del producto y trasladar los cádaveres de las mascotas para analizarlos.

El padre la maltrataba

Rosa Corona, madre de la menor, explicó que se encuentra divorciada del padre de las niñas, Alberto «N», quien es albañil y vive en Tulancingo pero se queda en Tetela cuando visita a su madre.

La mujer recordó que en varias ocasiones presenció a su exmarido llamando «bastarda» a Alexa, pues aseguraba que él no era su padre.

Yo pensé que un día me la iba a matar», declaró.

Incluso llegó a azotarla en dos ocasiones cuando la menor tenía apenas ocho meses de edad debido a una discusión entre él y la madre.

El colectivo feminista «Caminando Junta» se encuentra solicitando apoyo para Rosa, madre de Alexa, ya que la menor necesita ropa, así como numerosos medicamentos.