Tampico (Agencias).- Un joven que sufrió una crisis de nervios y pretendía suicidarse arrojándose de un acceso al puente Tampico, fue rescatado por elementos de la Policía Estatal que lo bajaron del barandal.

El frustrado suicida es un taxista quien argumentó que tenía problemas con su esposa de quien se había separado hace poco y no lo dejaba ver a su hija.

Estos hechos ocurrieron alrededor de las 19:00 horas del lunes en el bulevar López Mateos, intersección con el puente Tampico, de la colonia Telegrafistas.

Los elementos de la Policía realizaban recorridos por ese sector pero se les hizo raro ver a un individuo que caminaba hacia el acceso al puente pero cubierto del rostro con una camisa.

Como pensaban que iba a cometer un robo lo persiguieron, sin embargo el taxista de inmediato trepó al barandal.

Debido a ello se dirigieron hacia él sigilosamente y al momento en que rezaba y pedía que lo perdonaran por lo que iba a hacer, los policías lograron abrazarlo y evitar que se arrojara al vacío.

Al cuestionarlo sobre su postura de privarse de la vida, expuso que tenía problemas con su mujer de quien se había separado hace poco, y además ella no lo dejaba ver a su hija.

El trabajador del volante, cuyo nombre no fue revelado, enseguida fue llevado a la comandancia de Policía en donde se requirió la presencia de sus familiares a quienes les fue entregado y quienes se comprometieron a brindarle ayuda para que no vuelva a incurrir en esta acción suicida.