CIUDAD DE MÉXICO.- El nerviosismo de una mujer de la tercera edad llamó la atención de los elementos de seguridad que patrullaban las inmediaciones de la colonia Vista Hermosa, en Guanajuato.

La mujer se percató que una patrulla se acercaba, por lo que se cruzó la calle, sin embargo, los uniformados se acercaron a ella, al preguntarle si todo estaba bien, respondió que sí, además de que vivía en la colonia Cima Diamante, una zona retirada del lugar.

Al notar titubeos en sus respuestas, procedieron a una revisión de rutina. La mujer dijo llamarse Ana María, de 61 años. Al solicitarle mostrar los objetos que llevaba, quedaron al descubierto: Una pistola semiautomática calibre .9 mm con cartuchos, y un revólver, también con cartuchos.

Al no contar con permiso y no saber explicar la procedencia de las armas y el por qué las traía en su bolso, la mujer de la tercera edad fue remitida y puesta a disposición del Juez Calificador en turno y luego presentada ante las autoridades de la Fiscalía del Estado.