OAXACA.-La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) puso a disposición del Ministerio Público Federal (MPF) a dos personas, quienes tenían en su posesión 2 mil 27 huevos y 6.10 kilogramos de carne de Tortuga Golfina  (Lepidochelys olivácea), en playa La Escobilla, municipio de Santa María Tonameca, Oaxaca.

Asimismo, personal de esta Procuraduría vigila el arribazón de más de 235 mil ejemplares de quelonio marino que cumplirán con su ciclo natural de desove en playas del estado, en la presente temporada de anidación que comprende de julio de 2014 a marzo de 2015.

La Delegación Federal de la PROFEPA en Oaxaca informó que como parte del Programa para la Protección de la Tortuga Marina, en coordinación con elementos de la Policía Federal (PF), aseguró a dos personas de 27 y 60 años de edad, quienes tenían en su posesión 2 mil 27 huevos y 6.10 kilogramos de carne de Tortuga Golfina.

Ambas personas fueron puestas a disposición del MPF por incurrir en infracciones a la Normatividad Ambiental en materia de Vida Silvestre y Recursos Marinos.

Además, informó que personal de la PROFEPA vigila el arribazón de más de 70 mil Tortugas Golfinas a la playa La Escobilla, en Oaxaca, fenómeno natural que representa el séptimo de la temporada 2014-2015.

Asimismo, precisó que la semana pasada personal de esta Procuraduría registró la quinta arribada de la tortuga marina a la playa Morro Ayuta, municipio de San Pedro Huamelula, Oaxaca, donde se reportó la presencia de más de 168 mil 200 ejemplares.

Ante la presencia de más de 235 mil tortugas en costas de Oaxaca, inspectores de la PROFEPA, en coordinación con personal de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y elementos de la Secretaría de Marina (SEMAR), mantienen estricta vigilancia en las playas mencionadas, a fin de evitar la sustracción ilegal de los nidos.

La Delegación Federal de la PROFEPA destacó que se efectúan actividades de patrullaje durante día y noche en las playas de anidación con el objetivo de detectar a posibles infractores y la modificación ilícita al hábitat de los quelonios.

Detalló que la séptima arribada a la playa Escobilla inició el pasado 18 de octubre de 2014 con la llegada de los primeros ejemplares a las 17:00 horas; mientras que la quinta arribada en las costas de Morro Ayuta se registró el 13 de octubre, a las 16:00 horas y concluyó el día 18 del mismo mes.

Cabe destacar que las labores del personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente incluyen visitas de inspección a establecimientos, mercados y tianguis para evitar el comercio ilícito de productos y subproductos de tortuga marina.

La especie Lepidochelys olivácea está listada en la NOM-059-SEMARNAT-2010, en la categoría de Peligro de extinción (P) y todas las especies de tortuga que arriban a México están reguladas por el apéndice I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).