Cinco personas entre estos tres mujeres, resultaron seriamente heridos, esto luego de que al regresar del rio el roble en el municipio de Güémez, a bordo de una camioneta, el conductor que manejaba presuntamente bajo los efectos del alcohol termino perdiendo el control del volante  saliéndose de la cinta asfáltica para dar varias volteretas  hasta terminar su carrera en una cerca de un rancho.

Los hechos ocurrieron a las 17:00 horas de ayer en el kilometro 12 de la carretera interejidal, siendo automovilistas que pasaban por el lugar quienes al  ver los hechos, reportaron al número de emergencia, por lo que de inmediato se trasladaron al lugar, tres unidades de la cruz roja, y elementos de tránsito local.

Los paramédicos atendieron a los lesionados de nombre Jesús Meza Barrios de 26 años de edad con domicilio en la calle conde de sierra gorda del fraccionamiento Valle del Magisterio, Alejandro Echartea Navarro de 28 años de edad residente de la colonia Mariano matamoros, las jovencitas Tania Morales Morales, Berenice Salazar  y Tania Salazar de quienes se desconocen sus edades y direcciones.

Los lesionados quienes  resultaron con heridas cortantes en distintas partes del cuerpo, tras ser valorados, fueron llevados para su atención médica a distintos centros médicos en donde los médicos que los atienden los reportan como estables, no así las mujeres que son reportadas como delicadas.

Jonathan  Josué Fuentes rivera perito vial que acudió a tomar conocimiento estimo los daños materiales como pérdida total y señalo como responsable a Meza barrios, quien presuntamente bajo los efectos del alcohol conducía en sentido de norte a sur  una camioneta Ford Lobo color blanca modelo 1999.

Fue poco antes de llegar al lugar del accidente, cuando debido al estado de ebriedad en que andaba  aunado al exceso de velocidad termina perdiendo el control del volante y declina su trayectoria a su extrema derecha, terminando por salirse de la cinta asfáltica para posteriormente, atorarse entre las ramas y comenzar a dar de volteretas, hasta quedar en posición normal.

Fueron los ocupantes de la camioneta quienes al ser cuestionados sobre los hechos, dijeron al perito vial que habían acudido a bañarse al rio, del ejido el Roble del municipio de Güémez,  donde estuvieron varias horas, decidiendo regresar a sus domicilios,  no pudiendo explicar cómo ocurrieron los hechos.

El perito vial solicito el apoyo de una grúa particular para trasladar la unidad a los patios del corralón, en espera para que en las próximas horas el conductor acuda ante la dirección de peritos para  el  pago de las multas a las que se hizo acreedor.