“Se lo juro por mi madrecita que yo no me robe nada, esa caja me la encontré tirada en la calle por donde vive mi madre, cuando regresaba después de haber trabajado en la vulcanizadora donde laboro”, lo  anterior fue dicho por un sujeto que fuera detenido la noche de ayer por elementos de la policía estatal acreditable, quienes acudieron en ayuda de un ama de casa que reportara el robo de varios objetos del interior de su domicilio.

El presunto ladrón fue detenido a las 21:45 horas en las inmediaciones de la colonia la Presita, asegurando llamarse Rigoberto López Mandujano de 22 años de edad con domicilio en ese lugar pero en la casa ubicada en la manzana 8, lote 24, y a quien al momento de su detención se le encontró una caja metálica en cuyo interior traía diversas alhajas de bisutería.

En contra del ahora detenido se quejó  el ama de casa Claudia Nury Aguilar Amaya de 34 años de edad con domicilio en la calle Ernesto Guajardo cruce con Liga de Comunidades Agrarias y Juan Báez numero 711 de esa misma colonia.

La joven mujer dijo a los elementos policiacos que llegaron en su ayuda que había salido de su casa desde temprana hora, pero al regresar se percató que la puerta de la cocina se encontraba forzada y al hacer una revisión en el interior se percató que le hacía falta una televisión de pantalla de plasma de 40 pulgadas, marca Sharp, un codificador SKY, un Radio Nextel y una cajita metálica con bisutería.

Ante estos hechos, los elementos de las unidades 340 y 375 que llegaron en apoyo de la afectada, comenzaron a realizar un recorrido por las calles aledas al lugar, encontrado en actitud sospechosa al detenido quien andaba en estado de ebriedad y al hacerle una revisión de rutina le encontraron en la bolsa derecha del pantalón una cajita metálica y un desarmador.

Tras su detención el presunto ladrón fue llevado ante la afectada quien reconoció la caja metálica como de su propiedad, por lo que al ser cuestionado sobre los hechos, el detenido negaba los cargos pero caía constantemente en contradicciones, terminando por aceptar que el robo lo había cometido en compañía de otras cuatro personas.

Los elementos policiacos en su informe detallaron que al hacer una revisión ocular en el interior de la vivienda, encontraron una huella de un tenis sobre un modular, el cual correspondía al que calzaba el detenido en esos momentos, por lo que ante estos hechos fue llevado a las celdas de la delegación del dos Zaragoza, junto con los objetos asegurados.

Fue la mañana de hoy cuando el juez calificador, envió ante el agente del ministerio publico investigador, al presunto ladrón  entregando también la caja metálica en cuyo interior había siete collares, seis pares de aretes, cinco anillos, dos dijes y dos pulseras, todo de bisutería, así como también el desarmador que le fue asegurado.

Será en las próximas horas cuando las autoridades del ministerio publican resuelvan la situación legal del detenido, mismo que negó los hechos y aseguró que la caja se la había encontrado cuando iba a la casa de su madre.