Nueve presuntos delincuentes resultaron abatidos tras un enfrentamiento con fuerzas estatales, mientras que en un hecho distinto tres policías fueron agredidos con armas de fuego resultando dos de ellos fallecidos.

El Grupo de Coordinación Tamaulipas informó que en el primero de los casos elementos de Fuerza Tamaulipas fueron agredidos por civiles armados en el municipio de Río Bravo, cuando realizaban reconocimientos terrestres. Al repeler el ataque, abatieron a nueve de los delincuentes, que aún están sin identificar.

El incidente se registró poco después del atardecer del sábado 25 de julio del presente año cerca de la entrada a un ejido denominado Santa Polonia, a la altura del kilómetro 109 y Brecha 26, en los límites de los municipios de Río Bravo y Valle Hermoso.

En ese punto, un convoy de Fuerza Tamaulipas realizaba reconocimientos terrestres cuando se toparon con civiles armados que se desplazaban en varios vehículos, quienes iniciaron la agresión con armas de fuego para evitar ser detenidos.

Los policías estatales repelieron el ataque y abatieron a nueve de los delincuentes, ocho de los cuales quedaron sin vida en diferentes puntos del referido ejido, mientras un noveno fue encontrado muerto en el interior de uno de los vehículos.

En el lugar de los hechos se aseguraron nueve armas largas, cargadores abastecidos, cartuchos útiles de diferentes calibres, equipo táctico y otros objetos, así como dos vehículos. Todo quedó a disposición del Ministerio Público de la Federación.

Por otra parte, en la ciudad de Nuevo Laredo tres policías estatales de Fuerza Tamaulipas que se encontraban francos fueron atacados por civiles armados. Como resultado de la agresión, dos de los oficiales perdieron la vida y el tercero resultó ileso, aunque con golpes al caer a un pozo.

La agresión se registró el sábado 25 de julio del presente año, sobre el Bulevar Luis Donaldo Colosio y calle Francisco I. Madero, cuando los tres policías estatales se desplazaban en una camioneta Ford Expedition modelo 2005, color blanco y placas de Tamaulipas.

Los tres oficiales vestían de civil y se dirigían al puente internacional dos para hacer compras en la ciudad de Laredo, Texas, frontera con Nuevo Laredo.

Al llegar a la altura de la calle Madero, sujetos armados a bordo de dos vehículos les empezaron a disparar, ocasionando la muerte de Francisco Mao Briseño Quintanilla y Jorge Iván Castillo Gómez. El primero murió al volante de la camioneta, mientras que el segundo cayó abatido cuando pretendió bajar.

El policía estatal sobreviviente viajaba en el asiento trasero y alcanzó a bajar, pero cuando trataba de ponerse a salvo cayó a un pozo, provocándose diversas lesiones.

Los agresores se dieron a la fuga al percatarse del arribo de elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, Policía Federal y Fuerza Tamaulipas.