Un estudiante de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, al conducir su automóvil sin las debidas precauciones y no respetar el señalamiento de alto, terminó impactándose contra otra unidad que circulaba normalmente y era conducida por una empleada.

Los hechos ocurrieron a las 13:30 horas de ayer en el cruce de las calles del 28 Berriozábal, sitio a donde acudió el perito vial Rolando Cardiel, el cual no fue necesaria su intervención ya que ambos conductores llegaron a un arreglo para el pago de los daños los cuales fueron estimados en el orden de los 15 mil pesos.

Como responsable del accidente aparece Oscar Armando Reyes Sánchez de 21 años de edad quien dijo ser estudiante de la UAT y tener su domicilio en la calle Nuevo Laredo del fraccionamiento ampliación Industrial.

Esta persona circulaba a  bordo de un automóvil Dodge Verna modelo 2004 color rojo, desplazándose por la calle 28 en sentido de sur a norte, pero fue en los momentos de llegar al cruce con la calle Berriozábal, que omite la señal de alto y termina impactándose contra un automóvil Nissan tipo platina modelo 2005 color guindo.

Esta unidad con placas de circulación del estado de Tamaulipas, era conducido en sentido de oriente a poniente por la calle Berriozábal por su propietaria, la empleada Diana Patricia Hernández Eguía de 35 años de edad con domicilio en la calle Guacamaya del fraccionamiento Fuego Nuevo a donde se dirigía en esos momentos.

Tras dialogar por varios minutos, ambos conductores llegaron a un arreglo para el pago de los daños materiales, no siendo necesaria la intervención del perito vial.