Argentina.- Una mujer asesinó a su hijo de 10 años de edad de dos disparos, los cuales realizó con el arma de su esposo.

Según dieron a conocer las autoridades, la mujer llevó a su hijo a comer un helado y a su regreso le dio dos disparos, arrebatándole la vida.

Los hechos ocurrieron en Monte Grande, Argentina, y los motivos aún se encuentran en investigación.

El pequeño sufría Trastorno Generalizado del Desarrollo y recibió dos mortales disparos en el pecho de parte de su madre.

Al llegar a casa, el padre del niño creía que estaban siendo víctimas de un robo, pero al entrar encontró la terrible escena, su hijo sin vida y su mujer con una bala en la cabeza, informó El Diario Sur.

Medios locales señalaron que la mujer había sido retirada de las filas de la policía por depresión, actualmente, lucha por su vida en un nosocomio.