En un supuesto arranque de celos, un individuo ingresó a una tienda FAMSA de esta ciudad capital, discutió con un empleado y finalmente a quemarropa lo mató ante la mirada de sus compañeros.

Los hechos ocurrieron la noche de este viernes a las 19:40 horas en la segunda planta en la tienda, que se ubica en el 8 Aldama y Mina.

Al lugar acudieron paramédicos de la Cruz Roja para darle los primeros auxilios a Víctor Hugo Jasso Reyna, quien tenía 31 años de edad y vivía en la colonia Esperanza de esta ciudad.

Sin embargo, al atenderlo, los paramédicos se percataron de que Jasso Reyna ya no contaba con signos vitales, ya que presentaba un impacto de bala calibre 25, que le fue disparado a quemarropa, por lo que fue declarado sin vida.

Al poco tiempo arribó el personal del Ejército Mexicano y acordonó el área, en espera de que acudiera la Policía Investigadora.

En el lugar las autoridades dieron a conocer que el presunto homicida es Alejandro Contreras Mendoza, de 33 años, con domicilio en la colonia Pepenadores, también de Ciudad Victoria.

Trascendió por versiones de los mismos empleados que el sujeto llegó hasta el segundo piso, donde estaba Víctor Hugo, con quien empezó a discutir.

Señalaron que al poco tiempo escucharon una detonación y vieron tendido en el suelo al ahora occiso, mientras que el supuesto involucrado se daba a la fuga, mismo que ya está siendo buscado por las autoridades.

Tras los hechos, a la tienda Famsa se presentó una familia buscando a Mailani Acuña Sánchez, quien resultó ser esposa del presunto agresor.

La familia estaba preocupada, pues desde la una de la tarde de ayer viernes no sabían nada de ella, desde que se fue a trabajar.

Un ama de casa que se identificó como madre de la joven, señaló que su hija es empleada de dicha empresa y que desde la mañana que salió al trabajo ya no supo de ella.

Agregó que su hija y su yerno Alejandro (el presunto homicida) al parecer había tenido una discusión y éste la había amenazado con ir a su trabajo para hacerle un escándalo.

Desesperada por no saber de Mailani, fue a buscarla al trabajo encontrándose con la fatal escena en Famsa.

Minutos más tarde, la joven marcó por teléfono diciendo a su familia que se encontraba en la central de autobuses de Jaumave.

“Yo pienso que ella se fue para allá huyendo, pues estaba asustada por lo que pudo haberle dicho su esposo Alejandro, qué otra puede ser. Y pues ahorita tenemos miedo de que le pase algo, mientras él ande suelto tememos que le pase algo”, dijo una tía de Mailani.

También señalaron que desconocen qué fue lo que orilló a Alejandro a cometer dicho acto, pues aseguran que entre el matrimonio no había problemas y que incluso era atento con toda la familia.

Señalaron que Mailani tenía ya casi tres años trabajando en Famsa y era compañera del ahora occiso.

Agregaron que por lo regular ambos salían a los ejidos acompañados de otros trabajadores, pues eran promotores de ventas, pero todo por cuestiones de trabajo.

En tanto, dijeron, el ahora occiso era uno de los trabajadores más distinguidos de la empresa, además de que era una persona culta y religiosa.

El agente del Ministerio Público ordenó que el cuerpo fuera enviado al Servicio Médico Forense para que se le practicara la autopsia de ley.

famsa