Ocho personas lesionadas fue el saldo de la volcadura de un microbús cuyo conductor, según versión de los pasajeros, iba hablando por teléfono, resultando dañada también en el percance una camioneta.

El accidente sucedió a las 13:20 horas en el Cero y bulevar Praxedis Balboa a la altura del SARTET y por la magnitud del accidente, acudieron al lugar varias ambulancias de la Delegación de Cruz Roja, así como de Protección Civil, tanto estatal como municipal.

En el lugar los paramédicos atendieron a Areli García Herrera, de 30 años de edad, con domicilio en la manzana cinco, lote 35, de la colonia Vicente Guerrero, a su hija Diana Estefanía Saldaña Herrera, de seis, así como Brenda Rodríguez Hernández, de 28 años, residente del 18 Hidalgo en la zona centro.

Otro grupo de paramédicos se dieron a la tarea de atender a Martín Espinoza Juárez, de 51 años de edad, domiciliado en el 31 y 32 calle Roble número 1526 de la colonia Los Ébanos, a Donali Jiménez Mata, de 18, residente del fraccionamiento Insurgentes, y a María de la Luz Alonso Ramírez, de 39, con domicilio en la colonia Nuevo Santander.

También fueron atendidos Valeria Elizabeth Rodríguez Luna, de 19 años, quien dijo tener su domicilio en la colonia Barrio de Pajaritos, y el chofer de la unidad de transporte Gustavo Adolfo Ruiz Juárez, de 29 años de edad, con domicilio en la calle Osa Menor.

A excepción del microbusero, todos los demás heridos fueron llevados en las diversas ambulancias a diferentes centros hospitalarios para que recibieran la atención médica adecuada.

Mientras las unidades de auxilio se encargaban de trasladar los heridos a los nosocomios, las autoridades de vialidad se encargaron de detener al operador de la unidad de transporte público, quien aparece como responsable de haber causado el accidente.

De acuerdo a la información, Ruiz Juárez iba hablando por celular al momento de conducir el microbús marca Chevrolet modelo 1992 de la ruta 13, Tamatán-Satélite con número económico 18, y presuntamente llevaba exceso de velocidad.

Sin embargo, una falla en la suspensión del lado derecho provocó que perdiera el control del volante y terminara por declinar su trayectoria a lado derecho, haciendo un esfuerzo por enderezar la pesada unidad.

Sin embargo, al pegar con el cordón de la banqueta la unidad volcó y derribó el poste de alumbrado público, para finalmente parar su loca carrera al estrellarse en la parte trasera izquierda de una camioneta marca Nissan modelo 2013 que conducía Eulalio Quintero Medellín, de 60 años de edad, residente de la manzana 56, lote 35, en la colonia Azteca tercera etapa.

El conductor de la camioneta dijo a las autoridades de vialidad que él se desplazaba a un costado de la unidad de transporte cuando ésta volcó y tras impactar al poste terminó por chocarle su unidad.

Después de varios minutos finalmente el microbús fue puesto en su posición normal por medio de unas grúas particulares, para después ser remolcado al corralón, donde quedó a disposición de las autoridades de vialidad.

El chofer fue arrestado por los agentes viales, y de igual manera está a disposición de la Delegación de Tránsito, aunque en las horas de la tarde presuntamente sería consignado ante el Agente del Ministerio del Público Investigador por la magnitud del accidente que ocasionó, sólo por ir al exceso de velocidad y hablando por celular.

Durante el accidente el perito señaló que más personas que viajaban en la unidad de transporte público se retiraron del lugar por su propio pie.

“Algunos iban cojeando, otros se agarraban el brazo, pero prefirieron retirarse del lugar”, dijo el perito.

Los daños materiales fueron estimados por las autoridades en más de 60 mil pesos.

Galería