El conductor de una unidad del transporte público estuvo a punto de causar una tragedia, esto luego de que al ir conduciendo su unidad, tuvo una falla en la dirección del volante, haciéndolo perder el control y declinando su trayectoria a su extrema derecha terminando por chocar contra un automóvil que se encontraba debidamente estacionado.

Los hechos ocurrieron a las 15:00 horas en las calles del 21 y 22 Hidalgo, sitio a donde acudió a tomar conocimiento el perito vial Francisco Javier Zapata Cervantes, quien estimo los daños en el orden de los 10 mil pesos y señaló como responsable al micro busero Gregorio Rodríguez García de 52 años de edad.

Esta persona con domicilio en la manzana 2 lote 10 de la colonia ampliación El Refugio, conducía en sentido de oriente a poniente por la calle Hidalgo, un microbús marca Ford azul con blanco, perteneciente a la ruta 11 con número económico 41P-0248.

De acuerdo a sus declaraciones, menciono que al ir manejando la unidad, repentinamente tuvo una falla mecánica, zafándosele “el nudo” de la dirección, provocando que el volante se intrincara hacia la derecha no pudiendo hacer nada por evitar impactarse contra el automóvil.

La unidad afectada es un automóvil Nissan Tilda modelo 2013, propiedad del médico Guillermo Casanova de 48 años de edad, con domicilio a escasos metros del sitio y el cual aseguro haber dejado estacionada su unidad en la acera del lado norte en sentido de oriente a poniente.

Debido a que las unidades están aseguradas con la misma empresa, al final llegaron a un acuerdo satisfactorio, no siendo necesaria la intervención del perito vial.