Un empleado del establecimiento de comida rápida “Loquillo Pollo”, terminó tirado en el pavimento con diversas heridas luego de ser derribado ayer por la tarde de la motocicleta que conducía.

Ricardo Pérez Martínez, de 22 años, fue diagnosticado con contusión en el tórax, esguince en cervicales y heridas abrasivas, por lo que fue trasladado al Instituto Mexicano del Seguro Social.

Los hechos se suscitaron cuando el empleado se trasladaba en una motocicleta sobre el Boulevard Emilio Portes Gil, siéndole cerrado el paso por una camioneta que conducía una mujer que cambió de carril.

Al percance registrado alrededor de las 12:30 horas agentes de Tránsito Local se presentaron y dijeron que el repartidor se desplazaba por el carril derecho sobre el mencionado boulevard y de poniente a oriente en una motocicleta Honda modelo 2010, estrellándose en la parte lateral derecha de una camioneta Jeep Liberty modelo 2004, conducida por el carril izquierdo por una mujer, que sin la debida precaución viró a su derecha.

La mujer, que no se identificó, se comprometió a pagar los gastos médicos del lesionado y los desperfectos de la motocicleta, no siendo necesaria la intervención de los agentes viales.