REYNOSA, Tamaulipas .- Una mujer que fuese privada de la libertad con su marido, a quien presuntamente asesinaron, fingió estar muerta y fue tirada en un solar baldío con una impresionante herida en el cuello en la carretera Río Bravo- Reynosa, donde minutos después se levantó y corrió hasta la orilla, siendo auxiliada por automovilistas y empleados de una tienda de conveniencia que dieron parte a las autoridades de emergencias.

Con base al informe del Grupo de Coordinación Tamaulipas, esta mujer identificada como Lizet, de entre 25 ó 30 años de edad, fue privada de su libertad junto con su marido el pasado viernes por la noche por hombres armados que los llevaron hasta un lugar apartado del ejido El Guerrereño, donde según ella, mataron a su esposo y ella fue golpeada para después herirla en el cuello y al fingir estar muerta la tiraron en un terreno abandonado.

 Tan solo unos minutos pasaron y la mujer despertó caminando hacia la orilla de la carretera, donde empleados de una tienda de conveniencia y automovilistas la ayudaron dando aviso a las autoridades policíacas y de emergencia.

La mujer fue llevada a recibir atención médica reportándose como delicada, mientras que del cuerpo de su esposo hasta el momento no se ha informado si fue localizado, según dieron a conocer elementos de la Policía Federal , de la Gendarmería y de la Policía Investigadora.