Matamoros, Tamaulipas.- Una bebé de dos meses fue asesinada por su propio padre por que ya no aguantaba lo llantos de la recién nacida.

El hombre aprovechó que estaba solo con la bebé y que la madre se encontraba trabajando para asesinar y secuestrar a la bebé.

Primero la secuestró y posteriormente le quitó la vida al inocente ser.