Varios pasajeros el conductor y su acompañante de un autobús de la línea futura, se salvaron milagrosamente de morir calcinados, al arder en llamas el autobús debido a un corto circuito, en hechos ocurridos la madrugada de hoy en el kilómetro 18 de la carretera Rumbo Nuevo.

Alertados por los automovilistas que pasaban por el lugar una unidad de bomberos acudió a las 3:00 horas de hoy hasta el sitio donde ocurrieron los hechos, y aunque hicieron todo lo posible, no pudieron evitar que el camión de línea fuera consumido en su totalidad.

Fue el mismo conductor de la unidad de pasajeros de la línea Futura, con número económico 6554, quien dijo llamarse Paulino Limas Gutiérrez el cual narró al elemento de bomberos como ocurrieron los hechos.

El chofer de la unidad y quien dijo tener su residencia en la ciudad de Azcapotzalco en el Distrito Federal, explico que habían salido de la ciudad de Matamoros con destino a las ciudad de Irapuato Guanajuato, llevando 16 pasajeros,  cuando al llegar al lugar de los hechos se percató que del tablero comenzaba a salir humo.

Ante estos hechos dijo, detuvo la marcha y rápidamente comenzó a despertar a los pasajeros informándoles sobre lo que ocurría comenzando todos a bajarse y alejarse de la unidad para ponerse a salvo, así como también toco el camarote donde dormí su compañero Alfonso Hernández Peña originario del estado de México.

Gracias a la pronta movilización del conductor de la unidad, se pudo evitar una tragedia, por lo que los pasajeros fueron traídos a esta capital para que continuarán su marcha, mientras que la unidad era remolcada por una grúa particular, siendo estimados los daños materiales como pérdida total.