Saltillo.- «¡Qué divertido es esto!», fueron las palabras de Diego durante el juicio donde fue vinculado a proceso por el asesinato de su madre, la profesora Magdalena Aguilar Dubois, en Saltillo, Coahuila.

Informes de medios nacionales señalan que durante la audiencia, que tuvo más de ocho horas de duración y se llevó a cabo en el Centro de Salud Mental de Parras, en Coahuila, el hombre de 32 años comenzó a reír al escuchar el perfil suyo que elaboraron psiquiatras.

¡Qué divertido es esto!», dijo el acusado cuando un agente interrogó a uno de los psiquiatras.

Los especialistas detallaron que Diego «N» padece psicosis aguda y existen antecedentes médicos que lo avalan, además de los cuadro psicóticos que presuntamente presentó durante la audiencia.

El hombre incluso llegó a proferir amenazas con cierta incoherencia contra los presentes:

Les pagan un millón de dólares. Vienen de los Zetas. Nadie va a salir vivo de esto, los voy a cortar en pedacitos», fue lo que dijo.

Su defensa alegó que debido a su condición mental el acusado no es imputable, sin embargo, la jueza rechazó dicho argumento y lo vinculó a proceso por el delito de matricidio, descartando que se trate de un feminicidio al no haber razones de género.

Magdalena Aguilar Dubois, profesora de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Coahuila, fue asesinada el pasado 15 de enero al interior de su domicilio en el fraccionamiento Las Misiones cuarto sector, ubicado en la capital coahuilense.

Ese mismo día fue detenido por agentes de la Fiscalía General del Estado su hijo, David, señalado como el presunto responsable del crimen.