Ciudad Juárez, Chihuahua.- Fue un golpe en la cabeza lo que acabó con la vida del niño David Rafael, desaparecido el pasado 8 de agosto en la colonia Praderas del Pacífico.

Así lo dio a conocer la Fiscalía tras realizarse la autopsia al cuerpo del menor de seis años encontrado el día de ayer en un terreno baldío cercano a su vivienda, informó El diario de Chihuahua.

A decir de las autoridades, el pequeño Rafita murió por traumatismo craneoencefálico y tenía entre 4 y 5 días de haber fallecido, por lo que suponen fue asesinado el día en que desapareció.

Asimismo, la Fiscalía maneja como una línea de investigación que el niño nunca salió de la colonia.

Fue un vecino de la zona quien encontró el cuerpo de Rafita en un predio baldío, entre escombro, basura, animales muertos y hierba, a cuatro cuadras de donde vivía.

El hombre asegura que el niño tenía quemaduras, pero autoridades refirieron que podrían haber sido causadas por el sol.

Cabe señalar que residentes de la colonia observaron que un sujeto en una camioneta pick up color rojo tiró “algo” en el lugar a muy temprana hora de la mañana, razón por la que se estaban organizando para realizar un nuevo rastreo en el terreno que ya había sido recorrido con anterioridad.

Las autoridades nunca buscaron a Rafita: Familiares y vecinos

Parientes y vecinos de Rafita coincidieron en que las autoridades nunca realizaron una búsqueda del niño, sino que fueron ellos quienes iniciaron la pesquisa y recorrieron las calles de la colonia para tratar de localizarlo.

Incluso Maribel Santillán, tía del pequeño, comentó que los policías llegaron dos horas después de reportar el hallazgo del cuerpo.

Sospechan de vecinos

Trascendió que la noche del domingo (un día antes del hallazgo), personas que vivían frente a la casa de Rafita se mudaron de manera muy extraña.

Y es que la mudanza ocurrió entras las 19:00 y las 20:00 horas; dejaron la puerta abierta, algunos muebles y hasta sus mascotas, dos perros.

La familia que ahí vivía invadió la propiedad hace alrededor de tres años, comentaron vecinos, y no tenían amistades.

Es por esto que piden a las autoridades incluir a esas personas en la investigación.

Fue a la tienda y no volvió

David Rafael, de seis años de edad, fue a la tienda que se ubicada a una cuadra de su casa el pasado 08 de agosto.

Se encontraba bajo el cuidado de su abuela, quien lo vigiló en el trayecto al abarrote, pero lo perdió de vista cuando dio la vuelta al final de la manzana.

Minutos después, al ver que no regresaba, decidió ir a buscarlo, y encontró el negocio cerrado. De inmediato dio aviso a la policía.