García, Nuevo León.- Salma Arely González García, era una reconocida estudiante, su anhelo era convertirse en una profesional. La joven de 19 años de edad, estaba a cuatro días de finalizar el segundo cuatrimestre de la Carrera de Ingeniería Industrial de la Universidad Politécnica, cuando su vida fue truncada de una manera brutal.

 La noche del pasado lunes, la jovencita fue hallada muerta en un predio baldío, en el municipio de García. Fue ultrajada y luego colgada de un árbol con su propia ropa.

Fue alrededor de las 19:30 horas cuando las autoridades recibieron el reporte de que una persona del sexo femenino se hallaba sin vida en un terreno ubicado en el cruce de las calles General Treviño y Zuazua, en el centro del municipio.

Al lugar se movilizaron elementos de diversas corporaciones policiacas, quienes confirmaron que el cuerpo de la víctima estaba semidesnudo y colgado de un árbol.

La joven había sido colgada con sus propias prendas de vestir.

Momentos después al lugar arribaron familiares de la joven, quienes comentaron que Salma había acudido a la Universidad a presentar exámenes parciales, pero como no llegó a casa a la hora acostumbrada, la comenzaron a buscar entre sus amistades, hasta que horas después se enteraron de que una estudiante había sido hallada muerta cerca de la universidad y al llegar se encontraron con la desagradable sorpresa de que se trataba de su familiar.

Peritos de la Procuraduría de Justicia estatal recolectaron diversas evidencias y posteriormente ordenaron que el cuerpo de la joven fue trasladado al Semefo para practicarle la autopsia, la cual confirmó que murió por asfixia por estrangulamiento.

Ayer miércoles Salma fue despedida por amigos, compañeros y familiares en las Capillas de Velación del Sagrado Corazón de Jesús, a espaldas de la Universidad en donde estudiaba. Sus restos reposarán en el Panteón Santo Cristo, en este mismo municipio.