Un chofer de una pesada unidad, sobrevivió de manera milagrosa, esto luego de que al conducir su camión pipa por la carretera rumbo nuevo, sufre una dormitada al volante terminando por perder el control e impactarse contra el talud de la sierra, quedando destrozada la cabina de la unidad, saliendo de la misma para pedir ayuda a través del número de emergencia.

Los hechos ocurrieron a las 0:00 horas de hoy en el kilómetro 10 de la carretera Rumbo nuevo sitio a donde acudió el perito vial Rafael Martínez González, quien estimo los daños materiales en el orden de los 400 mil pesos y señalo como responsable a Leobardo Ibarra Hernández de 47 años de edad con domicilio en la ciudad de Altamira Tamaulipas.

Esta persona conducía un tráiler pipa  international modelo 2010 con razón social Autoliquido RG S.A de C.V con domicilio en la calle acceso a zona industrial número 1506 de la colonia Francisco I. Madero en la ciudad de Altamira, procedente de la ciudad de Guadalajara con destino a la ciudad de Altamira.

En su declaración el conductor de la pesada unidad, dijo que había salido de la ciudad tapatía a donde había acudido a dejar una carga, pero decidiendo regresarse por la noche  para estar temprano en su ciudad natal, pero debido a que no había dormido nada, al llegar a la curva que existe en el sitio donde ocurrieron los hechos, dormito por un momento lo que le hizo perder el control del volante declinando su trayectoria a su extrema izquierda.

Explico que aunque trato de controlar la unidad, el peso  y la velocidad le ganaron  terminando por impactarse contra el talud de la sierra, logrando salir de la cabina y pedir ayuda a través del número de emergencia.

Por fortuna y pese lo aparatoso del accidente el conductor resultó ileso, resultando solo daños materiales estimados en el orden de los 400 mil pesos,  siendo solicitado el apoyo de una grúa particular para el traslado del tráiler al corralón.