Culiacán, Sinaloa.- Se acercaba la medianoche, cuando en el rancho El Rincón, ubicado en la sindicatura de Imala, Culiacán, se cometía un doble asesinato después de una pelea familiar, un hombre mató a balazos a su hermano, su cuñado e hirió a su padre.

Los datos indicaron que fue una pelea entre hermanos que terminó en tragedia, pues uno de ellos sacó un arma de fuego para golpear a su propio padre y después dispararle a los dos hombres.

Quienes quedaron sin vida en el lugar fueron identificados como Julio César N., con domicilio en el fraccionamiento Villas del Río, al parecer novio de una hermana; mientras que el segundo respondía al nombre de José Alfredo N., de 44 años de edad, con domicilio en la colonia Siete Gotas.

El presunto culpable resultó ser Guillermo N., hermano de José Alfredo N.

Fatal desenlace

Fue aproximadamente a las 21:00 horas cuando se registraron los hechos; sin embargo, la agresión se reportó hasta las 23:00 horas, y fue hasta las 00:15 horas que las autoridades correspondientes y personal forense llegaron al lugar debido a la distancia y a las malas condiciones del camino que conduce a dicho punto.

Los motivos de la discusión no se dieron a conocer; no obstante, se informó que Alfredo y su padre estaban bajo el tejabán de un domicilio cuando llegaron Guillermo y otra persona a bordo de una cuatrimoto y empezaron una acalorada discusión, que fue subiendo de tono, hasta que sacó de su cintura una pistola y efectuó los disparos hacia su hermano y presuntamente también contra el civil; además, le dio de cachazos a su papá, quien quedó mal herido.

Después se dieron a la fuga en la misma unidad en la que habían llegado.

Familiares que estaban a unos metros del lugar escucharon los disparos y de inmediato fueron a ver qué pasaba, descubriendo los dos cadáveres, así como al adulto herido, que fue trasladado en un automóvil particular a un hospital de Culiacán, donde fue atendido en el área de urgencias.

Procedimientos

Más de tres horas pasaron para que el personal de la Fiscalía General de Justicia e investigadores acudieran al lugar, ya que el camino era de difícil acceso y la distancia considerable.

Por tal motivo llegaron hasta los primeros minutos de la madrugada del lunes.

Policías ya estaban resguardando el sitio cuando llegaron las autoridades correspondientes que se encargaron de realizar todo el proceso de investigación y la recaudación de indicios.

Posteriormente los cadáveres fueron llevados al anfiteatro de Culiacán.

Los elementos del investigación del Grupo Águila recabaron información, donde se señalaban al presunto responsable de haber atentado contra sus consanguíneos y contra Julio César N., por lo que después de obtener los datos suficientes se iniciaría el proceso en su contra.