El encargado municipal del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Gonzalo Rivera Franco informó que entre los contribuyentes de esta capital persiste la cerrazón para migrar al nuevo régimen fiscal.

Detalló que de febrero a la semana pasada, en el módulo local del SAT ubicado en la presidencia municipal, solamente 64 personas físicas han hecho la transición del régimen intermedio o REPECO para tener los beneficios fiscales de la figura de régimen de incorporación.

Es una cifra muy baja, admitió, considerando que en el primer cuadro de la capital hay 300 informales y en toda la ciudad más de 10 mil.

Consideró que, para lograr cambiar la mentalidad de los contribuyentes, es necesario que se acerquen a informarse para que conozcan las bondades de la reforma hacendaria.

“Con pláticas, cursos y capacitaciones se podrá lograr ese cambio de mentalidad”, comentó.

Rivera Franco dijo además que cerca de 443 mil contribuyentes tamaulipecos tienen dificultades para cumplir con el nuevo esquema de facturación electrónica, toda vez que carecen del sistema y no están capacitados ni preparados para llevarlo a cabo.

Opinó que el órgano recaudador de impuestos tiene que permitirles a los pequeños contribuyentes que, poco a poco, sin dejar de ser estricto, cumplan con las nuevas disposiciones fiscales que entraron en vigor a partir del pasado uno de enero.

Reconoció que la facturación electrónica ha despertado confusión entre las personas que se encuentran registradas ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), principalmente de los llamados Pequeños Contribuyentes (Repecos), ante lo cual necesita haber tolerancia.