Por: Enrique Jonguitud

Ni las estadísticas que ubican a Victoria como una de las ciudades más violentas de México, hicieron posible que este año aterrizara en esta ciudad un solo centavo del Programa Nacional de Prevención del Delito (Pronapred), reveló Mario Arizpe Martínez.

El director de Desarrollo Social de Victoria, dijo que luego de que el año pasado se destinaron 29 millones para aplicar el PRONAPRED en siete polígonos y 45 colonias que se consideran caldo de cultivo para la delincuencia, este año la capital de Tamaulipas se quedó en ceros.

Aunque dijo que aún no acaba el año, lamentó que durante el 2016 no se bajaran recursos para prevenir la violencia en esta ciudad.

“Este año no han sido bajados, pero definitivamente todo lo que tenga que ver con recursos que se van a las áreas más vulnerables como de la seguridad o de la pobreza, son muy importantes”, declaró.

Arizpe agregó que a nivel municipal, la última inversión del tipo se hizo el año pasado en el que se aplicaron a actividades deportivas y docentes en los parques de barrios de las zonas consideradas más conflictivas.

Dijo desconocer por qué en el 2016 no llegaron los recursos, pero indicó que en el último tramo del año aun podían conseguirse: “este año no tenemos el recurso, pero insisto, el año aún no termina, puede ser que a partir de octubre, noviembre o diciembre se puedan ejercer estos recursos”.