Por: Andrés A. Ramírez Acosta

Para el secretario de Salud en Tamaulipas, Norberto Treviño García Manzo, la propuesta para implementar un impuesto sobre las bebidas azucaradas (refrescos), es una medida acertada que combate el consumo y el incremento mismo de enfermedades como la obesidad.

Entrevistado el día de hoy a las 9:36 horas en el estadio Marte R. Gómez, expresó: “Estoy totalmente de acuerdo, inclusive yo lo comenté hace algunos meses, que sería prudente, así como al tabaco, que a los productores de bebidas azucaradas también se les impusiera un impuesto”.

Dijo que esta medida es muy importante y aunque reconoció que duda que se reduzcan mucho el consumo de estos, “será una entrada extra de recursos que se destinaran para atacar los problemas relacionados con el sobre peso y la obesidad”.

“Desde luego que es un objetivo disminuir el consumo, pero lo otro es que la secretaría de salud reciba más recursos para afrontar los problemas de salud”.

El 32 por ciento de infantes, con obesidad

Por otra parte, Ketlia Cisneros Ruiz, subdirectora del programa saludable de la SET, reconoció que dicha dirección da recetas saludables, pero estas han sido un fracaso debido a que no se ha podido bajar los índices de obesidad en Tamaulipas, por culpa del consumo de comida “chatarra”.

Entrevistada el día de hoy a las 9:27 horas en el Estadio Marte R. Gómez, manifestó que en estos momentos los índices de sobre peso y obesidad que en Tamaulipas afectan a casi al 32 por ciento de los menores en edad escolar.

Y es que admitió que la batalla para combatir la mala nutrición ha sido difícil, ya que el consumo de los llamados alimentos “chatarra” en las cooperativas escolares, no disminuye.

Aclarando que la SET solamente da los recetarios de nutrición y no saben si la escuela lo cumple: “lo que se pretende es crear cultura y nosotros lo que hacemos es trabajar en la orientación y prevención de enfermedades”.

Y explicó que en este 2013, 4 de cada 10 menores tienen problemas con el peso.