Luego de las lluvias registradas en gran parte del territorio tamaulipeco, la Secretaría de Salud activó una fase intensiva de prevención, control y vigilancia epidemiológica del dengue que durará al menos hasta el último bimestre del año y focalizará sus acciones en la sensibilización social para eliminar los criaderos y se complementarán con estrategias direccionadas de aplicación de larvicidas y fumigación en áreas de riesgo.

Así lo dio a conocer el secretario de Salud, Norberto Treviño García Manzo, quien señaló que con estas medidas, se contribuye además en la prevención de la fiebre del virus del chikungunya, transmitida también por el mosco que porta el dengue, de la que aún no se ha registrado ningún caso en Tamaulipas.

Reveló que a la fecha se han confirmado 107 casos de dengue en el estado, de los cuales 101 son del tipo clásico y el resto del hemorrágico, todos ellos atendidos en las diferentes unidades de salud y restablecidos por completo, al solicitar atención médica oportuna.

El funcionario expuso que los casos registrados, reflejan la efectividad de las acciones iniciadas en enero pasado que se enfocan en la prevención y se centran en la  eliminación de criaderos del Aedes aegypti, mosco transmisor del dengue, mediante la participación de los tamaulipecos desde sus hogares, ya que es ahí, donde el zancudo nace, crece, se alimenta e infecta.

Dio a conocer que se ha puesto énfasis en las zonas que registran mayor número de casos como son las jurisdicciones sanitarias de Reynosa (19), Matamoros (17) y Tampico (16,), así como en las localidades afectadas por lluvias, entre ellas Méndez y San Fernando, Nuevo Laredo, y otras.

Treviño García Manzo instruyó la movilización del personal y de integrantes de los Comités de Salud, involucramiento de las instituciones que conforman el sector (ISSSTE, IMSS, PEMEX, SEDENA), dotación de insumos a las unidades hospitalarias y el fortalecimiento del Laboratorio Estatal de Salud Pública para identificación de muestras y serotipos circulantes.

Treviño García Manzo pidió especial atención a los directores de Hospitales y Centros de Salud para identificar, diagnosticar y referir con oportunidad los casos con sospecha de dengue, a fin de darle la atención oportuna y desplegar las acciones de control en la vivienda y las ubicadas en  la cuadra donde habita el paciente.

En estas localidades se efectuarán  ciclos repetidos de fumigación en base a la lectura de las ovitrampas, mediante las cuales es posible conocer la densidad de huevecillos y por consiguiente de zancudos que crecerán en determinado  sector.

Finalmente, el funcionario pidió a los tamaulipecos su colaboración para eliminar los criaderos y todos los objetos inservibles que acumulen agua ya que, en materia de prevención, es la herramienta más efectiva para controlar la propagación del mosquito y por tanto de estas enfermedades.