Por: Redacción

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Apenas el año pasado se hizo pública una demanda en contra de la Universidad del Norte, propiedad de una de las familias de políticos más conocida en Tamaulipas, en ese entonces un profesor de Ciudad Victoria alegaba varios años de sueldos caídos.

Como la queja no prosperó la familia Chavira guardó silencio, no así en otros casos como en Altamira, donde sufrieron un revés por parte de las Juntas de Conciliación y Arbitraje de ese municipio.

Ante este hecho, Diana Chavira hermana del Rector de la Universidad del Norte y ex candidato a la gubernatura de Tamaulipas, Francisco Chavira, acusó al PRI y al PRD de estar orquestando un complot en contra de su empresa y exigió que se acabe la corrupción en las Juntas de Conciliación y Arbitraje.

“Los vestigios de la corrupción aún permean en algunos sitios de Tamaulipas, igual que los del PRD y han maiceado a un actuario de la Junta de Conciliación y Arbitraje de Altamira”.

“En un caso donde la abogada priista Verónica Ibarra Lozano, que como la tradición del PRI, del coyotaje en las juntas, sigue igual que otros grupos de abogados, manejando las juntas a su antojo”, indicó.