Por: Eduardo Castillo Mtz

El pleito por la secretaría general del Sindicato de Trabajadores del Ayuntamiento de Victoria, cumplió un nuevo capítulo al revelarse el presunto desvío de 16 millones de pesos, a manos del ex líder Ramiro Castillo Guerrero.

Al respecto el actual dirigente de gremio municipal Marco Antonio Martínez Castillo, informó que en el marco de los trabajos de auditoría a la pasada administración sindical, se encontraron una serie de anomalías, entre las cuales, resalta el desvío de 16 millones de pesos.

Refirió que la demanda conducente ya fue interpuesta y en breve el ex líder habrá de ser requerido por las autoridades para que responda por sus faltas.

«Nosotros esperamos que él devuelva el dinero, si se lo gastó tiene que devolverlo y nosotros tenemos todas las pruebas», aseguró, tras negar este en riesgo y acusó a su antecesor de buscar engañar a los trabajadores municipales.

«Ya se resolvió que la toma de nota era lícita y válida, lo que en definitiva es correcto, a pesar de que el señor Ramiro Castillo opine lo contrario», indicó.

Expuso que el promover un amparo contra el proceso de la toma de nota del actual sindicato es una estrategia para causar confusión.»El señor está tratando de desviar la atención para no dar explicaciones de las cuotas y aportaciones de los empleados sindicalizados que le fueron entregadas y que por arte de magia desaparecieron», concluyó.