Un hombre de 64 años acudió hoy a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Tamaulipas (Codhet) para interponer una queja en contra del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) por una presunta negligencia médica.

Miguel Miranda Ochoa, quien en el mes de marzo sufrió una caída, acusa a los médicos del IMSS de ignorar su caso, al perder el expediente y exigirle que baje de peso para realizarle un estudio.

El hombre dijo que la caída lo ha ido dejando inmóvil poco a poco, y teme quedar en silla de ruedas, al advertir un desinterés del Seguro Social para solucionar su caso, “Hago responsable al Seguro Social, porque no quisiera mañana y pasado andar en silla de ruedas o ponga en riesgo mi vida a causa de la negligencia de ellos”.

Miranda Ochoa dijo haber tratado de resolver su caso, pero le han dicho que si no baja de peso no le harán el estudio, aunque al parecer tiene problemas en las vértebras que podrían empeorar su condición.

Mencionó que además podría perder su empleo, “Muy lejos de poder ser atendido en cuanto a mi salud por ahí se extravió la constancia del día en el que yo fui atendido por el accidente en urgencias, y desde esa fecha hasta ahorita no me han dado ninguna incapacidad, está en riesgo mi trabajo ya ahorita me acaban de notificar que es muy probable que me den de baja”.

Miranda Ochoa dijo que actualmente pesa 122 kilos, pero que considera injusto que le pidan bajar de peso para hacer los exámenes faltantes, por lo cual espera contar con el apoyo de la Codhet.