Por: Eduardo Castillo Mtz.

Aunado a la falta de apoyos oficiales, que por enésimo año consecutivo, hicieron falta en Tamaulipas, el campo de la entidad en el 2015 estuvo afectado por la sequía y por las plagas que dañaron la mitad de las cosechas.

El líder de la Federación Estatal de Propietarios Rurales, Eduardo Espronceda Galindo, dijo que esta situación afectó dramáticamente la cosecha de sorgo en la zona norte de Tamaulipas, especialmente a quienes siembran la llamada Agricultura por Contrato.

“Es que el problema del Golfo de México estuvo muy raro, casi no tuvo lluvias, todo fue en el Pacífico, en la segunda mitad del año, los agricultores casi rogaban porque llegará uno o dos huracanes”, indicó.

Señaló que la afectación tal vez sea menor en el centro del Estado, en donde se cultiva soya, sorgo, maíz y cítricos, pero descartó contar con los datos pertinentes del caso.

El dirigente de los pequeños productores, apuntó que mientras en el norte el problema fue la sequía, en el centro y sur del estado, la emergencia tuvo que ver con la presencia del pulgón amarillo, ya que sólo entre los miembros de la Federación de Pequeños Propietarios, la plaga siniestró 3 mil hectáreas.