El Jefe de Inspección Fiscal del Municipio Martín Quiñones Moreno, alertó a directores de escuelas denunciar posibles casos de vendedores ambulantes que oferten productos tóxicos fuera del plantel educativo.

El funcionario municipal dijo en promedio, hay entre cuatro y cinco ambulantes instalados fuera de cada institución, que venden productos que son supervisados por los inspectores.

Para este regreso a clases, destacó se está procurando no se oferten productos tóxicos, tales como cigarrillos y pólvora, en la entrada y salida del plantel.

Dijo la instrucción es ‘no bajar la guardia’ y mantener un dispositivo tanto en el primer como en la periferia de la ciudad, por tal motivo exhortó llamó a directores para que reporten en la Presidencia Municipal, sí se detecta alguna situación con los comerciantes ambulantes.

Quiñones Moreno dijo no existen denuncias hasta el momento, sin embargo explicó que conforme a lo marca el reglamento, el comerciantes debe estar entre 30 a 50 metros retirados de la escuela, ya sea preescolar, primaria, secundaria o bachillerato.

En ese contexto dijo que este año mantendrán el padrón original sobre personas que se dedican a la actividad, por lo que descartó un posible incremento.