Por: Eduardo Castillo Mtz.

Hace apenas pocos días y apropósito de la reinauguración del emblemático Parque Pedro José Méndez de Ciudad Victoria, el Director de la SEDESOL Municipal, Mario Arizpe Martínez, aseguró tajantemente que no se permitiría, que vendedores ambulantes volvieran a instalarse al interior del centro recreativo.

Sin embargo, a muy poco tiempo de ello, ya se observan personas vendiendo distintos productos que van desde elotes, pintacaritas, juguetes, y hasta brincolines, todas ellas cómodamente establecidas, y hasta cuidadas por las fuerzas del orden público.

En su momento, el funcionario municipal, dijo que no se permitiría la instalación de comerciantes ambulantes en dicho sitio, señalando que hasta los eventos del Ayuntamiento habían sido reubicados al lecho del Río San Marcos.

Explicó que todas estas medidas son para preservar las instalaciones, “la intensión es que… el Paseo Méndez sea un sitio para caminar; ahora las familias podrán caminar tranquilamente por el parque, ya que además de las mejoras, también se cuenta con mayor iluminación y cámaras de vigilancia”.

Pese a ello, y a la extrema vigilancia anunciada por el Director de la SEDESOL, Mario Arizpe, ya se pueden observar daños en la infraestructura recién remodelada, tales como: el maltrato de los juegos infantiles y a los bebederos que presentan goteras evidentes.