La mayoría de los motociclistas que circulan por la ciudad, violan de manera reiterada las disposiciones del Reglamento de Tránsito, y conducen al “filo” del peligro, por lo cual constantemente se estrellan contra otros vehículos, derrapan o atropellan a transeúntes.

Siendo esta una las situaciones que encienden las alarmas en la Dirección de Tránsito local, se aprovechará la inclusión de nuevos agentes de la corporación para comenzar a poner “freno” a los malos conductores de motocicleta.

Homero Walle, Jefe de Peritos de Tránsito, dijo que en las motos suelen viajar tres o más personas, casi nadie usa casco de seguridad, viajan a exceso de velocidad, rebasan tanto por la izquierda como por la derecha, no respetan los altos, y avientan las motos a los peatones.

“A veces va toda la familia en la moto, cuando sólo están permitido que viajen dos personas, y que las dos lleven casco puesto”, dijo.

Por ello adelantó que se planea un operativo permanente para tratar de controlar a los motociclistas, incluyendo el verificar que traigan los papeles del vehículo, las placas correspondientes y la licencia.

Advirtió que en caso de que se encuentren motos cuyos conductores no porten la documentación, los vehículos serán detenidos por la Dirección de Tránsito.