Por: Eduardo Castillo Mtz.

 

Según el regidor Julio Cesar Martínez Infante, el reordenamiento de casi 600 hectáreas entre la carretera a Monterrey y Matamoros, es decir terreno del ejido El Olivo y Guadalupe Victoria dejaría a la Inmobiliaria Pajaritos casi 5 mil millones de pesos.

Agregó que se han aprobado muchos fraccionamientos pero no se ha dado facilidades a la población más débil, de tener acceso a una vivienda digna.

Entrevistado a las 9:45 horas de hoy en el cabildo local, visiblemente molesto por la aprobación de la propuesta y la defensa férrea de los priistas, el regidor perredista dijo que el dinero va a ser para tres grandes familias, “sé que es la familia Cárdenas, Corcuera y Villarreal”.

“Van a hacer como 8 mil casas, estamos hablando de casi 5 mil millones de pesos, los que se van a embolsar estas familias y estamos peleando que las decisiones del cabildo no sean para fines económicos”, indicó.

“Queremos también manifestar que no estamos conformes, con todos los fraccionamientos que se han aprobado, hemos autorizado muchos, para que las empresas se sigan haciendo ricas”, asentó.

Lamentó que ni el gobierno pueda darle al ciudadano más opciones, que seguirse endeudando con una inmobiliaria por 20 o 30 años, “hemos hecho ricos a los más ricos y pobres a los más pobres; hace un año había 5 mil solicitudes de casa ante el ITAVU, pero no les interesa ayudarles”.

El perredista aseveró que el proyecto está siendo impulsado por tres de las familias más pudientes de Victoria, pero reconoció que no es un delito hacer negocios, “sin embargo la queja es porque a lo largo de la administración municipal, se han aprobado muchas obras a empresas, pero no se ha dado facilidades a la población más débil de tener acceso a una vivienda digna”, concluyó.