Alejandro Etienne Llano es reconocido por el Sindicato de Empleados Municipales de Victoria como la mejor opción para encabezar el Ayuntamiento, afirmó el dirigente de este gremio, José Néstor Castillo.

Agregó que los trabajadores municipales reconocieron en Alejandro la experiencia, honradez, eficiencia y deseo de servicio, “ya tuvimos la oportunidad de trabajar con él durante su desempeño como Secretario del Ayuntamiento, lo conocemos y con él nunca hubo problemas, siempre estuvo dispuesto a atender nuestras demandas y formamos una relación laboral muy satisfactoria para ambas partes”.

De las opciones para gobernar Victoria, sólo el abanderado de la Coalición PRI-PANAL-PVEM cumple con el perfil para ser un buen gobernante municipal: “conocemos de su trayectoria y sabemos que es una persona dedicada a su trabajo, tenemos la seguridad que sabrá encabezar un gobierno dinámico, eficiente y con alto sentido social para beneficio de las clases más necesitadas, Alejandro, nosotros, los trabajadores del municipio, vamos a estar ahí para trabajar contigo en la construcción de un mejor municipio”.

Alejandro Etienne Llano agradeció primeramente la invitación y señaló que al ganar este 7 de julio las elecciones, como está seguro que sucederá, conformará una alianza con los trabajadores municipales para hacer un Gobierno de Resultados, un Gobierno en Movimiento, un Gobierno que Escuche y un Gobierno que Trabaje por la Gente, en el que sea, precisamente la gente, el centro de atención de todas las acciones y programas a emprender.

“Con ustedes me une una gran amistad, tuvimos la oportunidad de hacer un buen equipo en mi paso por la Secretaría del Ayuntamiento y ahora estoy seguro que volveremos a conformar ese gran equipo para trabajar para lograr una Victoria para todos”, señaló.

Los trabajadores municipales hicieron el compromiso con Etienne Llano para salir a votar a su favor este 7 de julio, mientras que Alejandro pactó con ellos el encabezar un gobierno honesto, transparente, eficiente, de acciones concretas, no ocurrencias ni improvisaciones, en el que ellos serán parte importante en su buen funcionamiento.