Ciudad Victoria, Tamaulipas.- El alcalde de San Fernando Mario de la Garza se deslindó de toda responsabilidad con respecto a una cuenta pública reclamada por la Auditoria Superior del Estado.

“No nos dejó ningún dato la anterior administración” atajó el adil tras aclarar que la cuenta corresponde al ejercicio fiscal de enero a septiembre del 2013, y en esa fecha aún no asumía la administración local.

Además dijo que el anterior alcalde Tomás Gloria Requena le heredó una serie de problemas financieros, deudas y demandas laborales que han hecho difícil el despegue de su administración.

Dijo que a través de oficios contestó tanto a la ASE y al mismo congreso a través de la Comisión de Vigilancia sobre la situación en San Fernando.

“Nosotros ya la entregamos en tiempo y forma”, aseguró en torno a las cuentas que le corresponde declarar y el proceso de transparencia al que está obligado su gobierno tras la nueva legislación en la materia.

Dijo que si el brazo fiscalizador debe llamar a cuentas a alguien, no será a él, “a nosotros no nos corresponde decir a quien llamen a cuentas, porque es decisión de la autoridad competente”, dijo pero opinó que sería sano que el anterior alcalde asuma su responsabilidad.

Cabe recordar que en nueve meses que van de sus administración se les ha ido el presupuesto subsanando deudas y sorteando las demandas laborales.

vmp