Por: Enrique Jonguitud

Óscar Almaraz Smer, alcalde electo de Victoria, aseguró hoy que no ha podido establecer un diálogo con Francisco Javier García Cabeza de Vaca, y solo ha mantenido contacto con personas del equipo del gobernador electo.

Sin embargo dijo que una vez que ambos asuman sus respectivos encargos prevalecerá la madurez y la cercanía entre ambos: “voy a ser un alcalde cercano al Gobierno del Estado”, expuso.

Descartó que haya rivalidad entre los dos, “nunca ha habido un distanciamiento sino todo lo contrario hemos estado en comunicación con su gente”.

Almaraz Smer expresó que aún desconoce las carencias con las que le entregarán la alcaldía, argumentando que el proceso de entrega-recepción aún no concluye.

Pero sostuvo que el tema de seguridad será el mayor reto para atender en la capital de Tamaulipas, “es el gran reto que tenemos las autoridades locales, estatales y federales. La coordinación entre autoridades va a dar pie a buscar mantener una ciudad tranquila y segura”.

El próximo alcalde victorense también insistió en que este problema solo se resolverá con un trabajo conjunto, “es un reto y hay que reconocer que hay que atacar con trabajo, haciéndole frente y sobre todo seré un alcalde un alcalde gestor para conseguir presupuesto”.