En lo que resta de esta administración estatal el Instituto de Vivienda y Urbanismo en Tamaulipas tiene el reto de regularizar al menos 65 mil bienes inmuebles de un total de 90 mil que no cuentan con una escritura.

El director de la dependencia Carlos Montiel Saeb, dijo que solo en el municipio de Altamira que el 50 por ciento de los lotes habitados se encuentran de forma irregular, se signó un convenio para poner al corriente 18 mil predios en tres años.

“De esos 65 mil terrenos solo 18 mil corresponden a Altamira, es un proyecto muy ambicioso que tenemos para lo que resta del sexenio”.

Montiel Saeb aclaró que las 65 mil propiedades que se pretenden regularizar se encuentran en zonas apropiadas para ser habitadas es decir son susceptibles de escriturar.

Dijo que los terrenos ya han sido calificados por Protección Civil como aptos para construir por encontrarse en zonas de no riesgo.

“Nosotros como autoridad somos responsables de que estos lotes estén en zonas regulares”.