La Secretaría de Salud una vez que se acerca la temporada de calor, intensificará las acciones de prevención del cólera a través de un sistema de vigilancia más fuerte.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Luis Fernando Garza Frausto, advirtió que ello es necesario sobre todo por la experiencia del año pasado en los estados vecinos de Tamaulipas, que decretaron una alerta epidemiológica como San Luis Potosí e Hidalgo.

El funcionario explicó que las acciones preventivas implican un trabajo mayor entre las instituciones que integran el sector salud y organismos operadores del agua, todo con el fin de proteger a la población y seguir manteniendo al estado libre de esta enfermedad.

Por ello, dijo que es importante redoblar esfuerzos desde ahora y mantener la vigilancia, más a todos los pacientes con síntomas sugerentes de la enfermedad una vez que comiencen a incrementar los casos de infecciones gastrointestinales.

Tamaulipas tiene casi 14 años sin cólera y es básico seguir así. Recordó que el año pasado la Secretaría de Salud implementó seis estrategias y líneas de acción de vigilancia epidemiológica.

La estrategia referida se basó en el reforzamiento de la vigilancia epidemiológica; echaron a andar operativos sanitarios en áreas de riesgo; implementaron una red de notificación diaria; se obligó el estudio inmediato de brotes; establecieron una coordinación intersectorial, además de una vocería oficial y el análisis de la información.

En el caso del cólera lo más importante para el sector salud es activar de forma inmediata el estudio de pacientes mediante la regla de los cinco; es decir, estudiar a todo aquel enfermo de diarrea que tenga cinco años de edad o más, que presente cinco evacuaciones o más en 24 horas y cuyo cuadro clínico no sea mayor a cinco días de evolución.

También se dio la toma de muestra en unidades de salud (1º, 2º y 3º nivel de atención) y la asignación de metas precisas a unidades hospitalarias de la SST, e Instituciones de seguridad social.