Ciudad Victoria, Tamaulipas.-Aunque el empresariado capitalino festejó la prórroga de 10 días que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) otorgó a los pequeños contribuyentes para que cumplan con el nuevo Régimen de Incorporación Fiscal, esta resulta por demás insuficiente.

Lo anterior lo reveló la Presidenta de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Victoria, Elba Benavides Treviño, quien consideró que harán falta muchos más días para que todos puedan cumplir con la normatividad vigente.

Dijo que el SAT está saturado, rebasado por la demanda de los contribuyentes, por lo que no pueden exigirles el cumplimiento y tampoco deberían multarlos.

“Si no están preparados todavía, si no pueden dar ese servicio de inmediato, si están saturados y si ni siquiera van a poder multarnos, pues que se preocupen primero por dar un buen servicio”, insistió.

Benavides Treviño dijo que, aunque no tienen una cantidad exacta de los cierres que podrían generarse, es un hecho que muchos negocios no soportarán la presión y terminarán por rendirse.

“Los empresarios que de una u otra manera su negocio ha sido rentable van a buscar la manera. Las personas cuyo negocio no es rentable más un montonal de cosas que les están pidiendo, de plano va a cerrar”.

La dirigente empresarial, detalló que incluso los socios de la Canaco se han visto obligados a buscar el servicio de una empresa particular, pues insistió en que el SAT está saturado.

“Buscamos el servicio por parte de una empresa, que ofrece el servicio, estamos nosotros haciéndole llegar la información a los socios para que si no lo han adquirido, puedan hacer la facturación electrónica y lo que es el servicio de nómina”.

 Prórroga es hasta el 11 de abril

Cabe señala que la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados consiguió que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ampliara 10 días más el plazo para que los pequeños contribuyentes cumplan con el nuevo Régimen de Incorporación Fiscal (RIF).

La secretaria de esta comisión, Patricia Araujo de la Torre, confirmó que tras varias horas de “cabildeo”, la prórroga planteada de dos y tres meses ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, tuvo buenos frutos.

Aunque no se consiguió el plazo planteado, por lo menos se tuvo un avance y aseguró que no quitarán el dedo del renglón hasta conseguir los tres meses de plazo.

Con la ampliación de plazo, los contribuyentes tienen diez días adicionales a partir del uno de abril para emigrar a la factura electrónica por Internet, lo mismo que los patrones para emitir recibos digitales.

A partir del próximo 11 de abril, ambos trámites deberán estar cubiertos; en el caso de que los patrones incumplan habrá una sanción económica, mientras que el contribuyente que no emita factura electrónica estará impedido para deducir para efecto del Impuesto Sobre la Renta (ISR).

ejb