Por: Andrés A. Ramírez Acosta

 

El Gerente Regional de la CONAGUA Luis Felipe Alcocer Espinosa, reconoció que en estos momentos las principales presas del Estado están a punto de secarse debido a las altas temperaturas y falta de lluvias.

Explicó que las presas Pedro J. Méndez, Vicente Guerrero, Ramiro Caballero, Emilio Portes Gil, Marte R. Gómez y “Las Blancas”, además de que el sistema lagunero del sur del Estado, muestran ya niveles que se encuentran por debajo del 50 por ciento de su capacidad.

“Las presas principales de Tamaulipas se encuentran muy por debajo del nivel, estamos diciendo que se encuentran entra un 40 o 20 por ciento de su nivel óptimo”, señaló este día a las 9:21 horas en las oficinas de la CONAGUA.

En el caso de la presa Pedro José Méndez del municipio de Hidalgo, esta se encuentra en un 16.4 por ciento de su nivel y de no llover corre el riesgo de secarse totalmente en unas cuantas semanas.

Explicó que esta situación afecta a 200 familias de comunidades rurales cercanas, las cuales dependen de este vaso lacustre porque se dedican a la pesca comercial, así como a la producción de bagre en jaulas.

Mientras que la presa Vicente Guerrero cuenta con un almacenamiento de 2 mil 434 millones de metros cúbicos, es decir un nivel del 62.3 por ciento. Así mismo la Marte R. Gómez tiene 192 millones de metros cúbicos, un 23.2 por ciento; y la presa “Las Blancas” cuenta con 20 millones de metros cúbicos de almacenamiento, es decir un 23.9 por ciento.

En lo que respecta a la parte sur de Tamaulipas, el funcionario informó que la Ramiro Caballero de Mante cuenta con un almacenamiento de 200 millones de metros cúbicos que equivale al 35 por ciento, mientras que la Emilio Portes Gil mantiene un almacenamiento de 92 millones de metros cúbicos, un 40 por ciento de su nivel.