Por: Eduardo Castillo Mtz.

 

En lo que va del año, más de 200 negocios dedicados a la venta de tortillas han cerrado sus puertas, a decir del ex vocero de los industriales de la masa y la tortilla en la localidad, la causa ha sido la grave crisis que afecta a este sector desde hace dos años.

Entrevistado a las 15:00 horas de ayer en el primer cuadro de la ciudad, dijo que la crisis económica que vive el país, ha provocado el alza de los insumos básicos de estos negocios, por tanto, los empresarios tienen más pérdidas que ganancias.

Mencionó que si tomar en cuenta el constante aumento de los energéticos, solo el alza de las harinas deja sin un peso a los tortilleros, ya que esta sube de precio al menos cada tres meses.

Aunado a esto, subrayó las ventas han sido menores por la competencia desleal de las grandes cadenas comerciales, que ponen el producto a menor precio y el consumidor prefiere gastar menos aunque la tortilla sea de baja calidad.

Comentó que aunque trillado el tema sigue vigente, y el cierre de tortillerías conlleva otros problemas tales como la gente que se queda sin trabajo, enfatizando que se trata de al menos 4 empleados por negocio.

Finalmente, señaló que la única manera de paliar esta situación, es que la federación abra los créditos a los empresarios del ramo, aspecto que, añadió, se antoja complicado por la falta de voluntad política que se vislumbra en la política económica del país.