A juicio del presidente de la Junta local de Conciliación y Arbitraje, Antonio Carlos Salazar Mercado, los trabajadores sindicalizado de Comapa “no reúnen los requisitos y los procedimientos que ellos mismos establecieron para destituir a su actual dirigente”.

Por lo anterior, la Junta local negó la toma de nota a los trabajadores que exigen la salida de su actual dirigente sindical Sandra Mendoza Garza, quien a decir de los inconformes a cometido serias irregularidades y ha tomado represalias contra sus disidentes.

El presidente de la Junta local señaló que los trabajadores inconformes no reúnen los requisitos para la toma de nota, toda vez que “no hay convocatoria para la asamblea extraordinaria y no se cumplió con los procedimientos que ellos establecieron”, sin embargo refirió “pueden impugnar la resolución vía amparo, o bien, que convoquen a elección”.

Por su parte, los trabajadores de la Comisión Municipal de Agua Potable (COMAPA) acudieron a la Junta local de Conciliación y amenazaron con parar el servicio y dejar sin agua a la ciudadanía.

“Es lo que quieren, que dejemos sin agua a la ciudad”, manifestaron.

Ante la negativa de la Junta de Conciliación y Arbitraje, de entregar la toma de nota al comité sindical de Carlos Alberto Lazo, los trabajadores inconformes se manifestaron al interior del edificio, donde amenazaron con el corte del servicio.

De acuerdo con Carlos Lazo, se logró recabar 340 firmas notariadas por lo cual solicitaron ante el presidente de la junta de Conciliación Antonio Salazar Mercado, la toma de nota.

Sin embargo este jueves la dependencia les negó ese documento argumentando falta de pruebas.