Dejar sin clases a 340 alumnos de tiempo completo es la forma en que el director y plantel docente de la escuela primaria Altaír Tejeda de Tamez decidieron enfrentar las acusaciones hechas por una ex trabajadora sobre supuestos malos manejos que se llevan a cabo al interior de esa institución educativa.

Ubicado en el fraccionamiento Sierra Ventana, el plantel escolar amaneció esta mañana con la plantilla laboral a la entrada de la escuela y en su puerta de acceso una manta que impidió el paso a los alumnos.

“Este centro de trabajo exige la salida de la profesora María Esther Dimas Sánchez, por desprestigiar el trabajo y beneficios que brinda el programa de Escuelas de Tiempo Completo”.

El director del plantel escolar, Juan Francisco Martínez, dijo que el cierre de la escuela se debe a un acuerdo tomado por el plantel de docentes para buscar que la autoridad educativa apure una solución a las acusaciones que les imputa Dimas Sánchez.

“Nos hace ver más el trabajo de nuestra escuela, y yo consulté con el personal que es lo que estaba ocurriendo y el personal me comunicó que estaban inconformes, y cuando llevamos esta inconformidad a la misma instancia nos dicen que nos esperemos 15, 20, 25 días y que vayamos por la respuesta y la molestia del personal es esa, por qué a una persona que se manifiesta inmediatamente se le da la facilidad, la credibilidad”.