Por: Enrique Jonguitud

Ciudad Victoria.- La Contraloría General del Estado de recibe cada semana uno o dos expedientes de la Auditoría Superior del Estado (ASE) acerca de cuentas públicas en donde se detectaron presuntos actos de corrupción.

Mario Soria Landeros, Contralor General del Estado, dijo que continuamente la ASE le envía expedientes para investigar, y que finalmente pueden derivar en denuncias penales.

«Normalmente la Auditoría Superior del Estado termina sus trabajos y nos manda a nosotros para iniciar el procedimiento administrativo», explicó.

Soria Landeros también dijo «y puede ir en varios aspectos, desde una mala aplicación de los recursos o aplicados fuera del tiempo que se estipula, de acuerdo a las reglas de operación».

El funcionario estatal aseguró que son varias las faltas en las que pueden incurrir las entidades o las secretarías.

«En realidad la Auditoría nos lo turnan a nosotros, para que iniciemos el procedimiento de responsabilidad administrativa».

Soria Landeros apuntó que cuando el caso lo amerita, la Contraloría lo turna a la Fiscalía Anticorrupción, en donde se inicia una carpeta de investigación.