Por: Eduardo Castillo Mtz.

Pese a que los gasolinazos han agudizado la crisis que vive el transporte de pasajeros en Victoria, bajando las ganancias de dicha actividad hasta en un 50%, los concesionarios aseguran que subir el precio de las tarifas no es una opción, pues dicha medida sería contraproducente.

Entrevistado a las 17:00 horas de ayer en la sede del sitio, el delegado de Taxis Central de Autobuses, José Luis Rodríguez, lamentó que con las medidas tomadas por el gobierno federal en torno a los combustibles, el negocio de transporte de pasajeros ha dejado de serlo.

Refirió que la gasolina actualmente cuesta más de once pesos, esto en el cuarto incremento en lo que va del año, con lo cual, las ganancias de su actividad se han visto reducidas de sobre manera.

Explicó que en pesos y centavos, los taxistas han dejado de percibir hasta 50 pesos al día, cantidad que representa más de 2 mil pesos al mes; y aunque aceptó que también los días de asueto han contribuido a esta situación, confió en que, con el regreso de la actividad las cosas de estabilicen.

Finalmente, sostuvo que incrementar el costo del pasaje no es una alternativa, porque en Victoria la mayoría de los ciudadanos se transportan en microbuses, dejando menos margen de ganancia a los taxistas.